AFRICA IN ITS TWO COASTS

This post is also avail­able in: French Ital­ian Span­ish

With the participation of Masengo ma Mbongolo - Malaki ma Kongo: Meeting our roots, in VENEZUELA

 
Span­ish ver­sion
 

por José Millet

Par­ticipé en cal­i­dad de con­fer­encis­ta facil­i­ta­dor en el I Encuen­tro inter­na­cional “El África de las dos oril­las”, real­izado en Cara­cas del 25 al 29 del mes pre­sen­te mes de mayo por la orga­ni­zación no guber­na­men­tal sin fines de lucro Aso­ciación Cul­tur­al Tradi­ción Ban­tú (ACTB), que me invitó. Nue­stro interés en par­tic­i­par se asen­tó en el reconocimien­to de la obra cien­tí­fi­ca del expos­i­tor prin­ci­pal, el ciu­dadano de la Repúbli­ca del Con­go Dr. Masen­go Ma Mbon­golo, a quien conocí en la ciu­dad natal de Bolí­var en el Fes­ti­val en sol­i­dari­dad con los pueblos africanos que orga­ni­zara en el 2007 el Vicem­i­nis­te­rio de Rela­ciones Exte­ri­ores de nue­stro país y quien nos podía pro­por­cionar her­ramien­tas con­cep­tuales para la mejor com­pren­sión de la heren­cia cul­tur­al apor­tada por los pueblos del stock ban­tú traí­dos al Nuevo Mundo duran­te el “pro­ce­so civ­i­liza­to­rio” que arrancó en 1492, y muy espe­cial­mente el de proce­den­cia étni­ca loan­ga que se asen­tó en la región del Caribe y que tuvo gran reper­cusión en el actu­al Esta­do Fal­cón.

No era casu­al que este emi­nen­te inves­ti­gador de las raíces ban­tú en la cul­tura del Caribe fue­se el orador prin­ci­pal; lo que me asom­bró es que yo deviniera en la per­sona que lo sigu­ió en la esce­na de las actua­ciones pri­vadas y públi­cas en que se desen­volvió el even­to, primero de tipo académi­co que orga­ni­zara la ACTB y primero que devi­no con dimen­sión inter­na­cional, dada ésta por la cal­i­dad de los expos­i­tores, lo cual no des­do­ra la estat­u­ra del pres­i­den­te de la aso­ciación, el escritor, peri­odis­ta e inves­ti­gador Ralph Alpízar Valdés cuyo primer libro que me obse­quió se con­vir­tió en una reafir­ma­ción de la necesi­dad de estu­di­ar la cul­tura de los pueblos africanos para poder enten­der mejor los pro­ce­sos históri­cos que se gener­aron en este con­ti­nen­te y los rela­ciona­dos con la con­for­ma­ción de una iden­ti­dad propia, a nivel de naciones, sub­re­giones y del con­jun­to de Nues­tra Améri­ca…

Para nue­stro Esta­do Fal­cón, resultaba espe­cial este interés, dig­amos que por dos razones: Coro, y su sier­ra cori­ana, fue el esce­nar­io prin­ci­pal don­de tuvo lugar una de las insur­rec­ciones “de negros” más impor­tan­tes de Venezue­la y, adi­cional­mente, don­de uno de los sím­bolos más car­ac­terís­ti­cos en su per­fil cul­tur­al, el tam­bor cori­ano, se afir­ma es hijo del tam­bor loan­go proce­den­te de la veci­na isla de Curazao…El com­po­nen­te o los batien­tes ban­túes están suma­mente pre­sen­tes en la his­to­ria y en la cul­tura del pueblo que se ade­lan­tó a la man­i­festación públi­ca de inde­pen­den­cia hecha por los blan­cos criol­los aquel 10 de mayo de 1795 cuan­do el zam­bo José Leonar­do Chiri­no se lanzó a despedazar el yugo que oprimía a los africanos esclav­iza­dos, a los negros, mulatos y a la población abori­gen que no sólo hab­it­a­ban las mon­tañas de San Luis, sino tam­bién la propia cap­i­tal de la provin­cia, en la que se destacó el loan­go Joseph Chari­dad González, abati­do un día después de aquel lev­an­tamien­to jun­to con sus valerosos lugarte­nien­tes…

Como puede apre­cia­rse en las pub­li­ca­ciones en que algunos de sus orga­ni­zadores me eti­quetearon en mi cuen­ta de Face­book, este encuen­tro académi­co tuvo una gran cober­tu­ra de comu­ni­cación públi­ca a través de diver­sos medios de difusión masi­va nacionales e inter­na­cionales facil­i­ta­dos por el hecho que el pres­i­den­te de ACTB es peri­odis­ta y coor­di­nador de una agen­cia de noti­ci­as y pub­li­ca en la pren­sa plana, en la TV y en la web. Se destacó un despa­cho de la agen­cia de pren­sa EFE en que se hizo eco de la real­ización del encuen­tro. En los actos públi­cos y en algu­nas de las pub­li­ca­ciones de la web—como puede com­pro­barse en dicha cuenta—se le dan crédi­tos a la Gob­er­nación del Esta­do Fal­cón por haber­nos facil­i­ta­do des­de el pun­to de vis­ta logís­ti­co nues­tra pres­en­cia en el even­to “El África de las dos oril­las”.

Estas fueron las activi­dades prin­ci­pales en que par­ticipé y sus resul­ta­dos, expre­sa­dos en tér­mi­nos admin­is­tra­tivos:

1.- Día vier­nes 25: Encuen­tro de bien­venida con los dos oradores prin­ci­pales invi­ta­dos, orga­ni­zada por el pres­i­den­te de ACTB y en la que par­tic­i­paron miem­bros direc­tivos de esta aso­ciación. Se trató de una pre­sentación for­mal de cada uno de los orga­ni­zadores y de los ponen­tes en el que se esbozaron las líneas de tra­ba­jo que real­iza cada quien en sus respec­ti­vas insti­tu­ciones y en el ACTB.

2.- Día sábado 26: A primeras horas de la mañana, más que una reunión for­mal de tra­ba­jo pri­vada tuve un encuen­tro amis­toso des­de el pun­to de vis­ta pro­fe­sion­al con el Dr. Masen­go Ma Mbon­golo en el que ambos inter­cam­bi­amos libre­mente ideas acer­ca de los estu­dios respec­tivos y expe­ri­en­ci­as obtenidas en los even­tos  en que hemos esta­do envuel­tos en los últi­mos años, en par­tic­u­lar en el Fes­ti­val Maliki Makon­go que Masen­go viene orga­ni­zan­do des­de hace más de dos décadas y que lo ha lle­vado, recien­te­mente, a país­es de nues­tra Améri­ca, como  Repúbli­ca Domini­cana, Haití y Cuba… En la tarde sos­tu­vi­mos reunión de tra­ba­jo con el Máster Ralph Alpízar cen­trada en dos pun­tos: A.- Pub­li­ca­ciones; y B.- Posi­bil­i­dades de con­sti­tuir una estación de la ACTB en el Esta­do Fal­cón.

En la noche se real­izó lo que pudo haber sido la parte fun­da­men­tal de esta activi­dad académi­ca: el sim­po­sio a car­go de los dos ponen­tes prin­ci­pales con el desar­rol­lo de dos temas respec­tivos cen­tra­dos, en el caso de Masen­go, en la his­to­ria y cul­tura ban­túes y, en mi caso, el entra­mado etno-cul­tur­al que llevó al pueblo a la insur­rec­ción de agos­to de 1795 y cómo se refle­ja en la for­ma­ción de su iden­ti­dad y cul­tura el sus­tan­tivo aporte de los pueblos africanos entre los que se desta­ca el de ori­gen con­go Esta parte del even­to con­tó con el cier­re magis­tral tipo resumen del direc­tor de ACTB inter­na­cional, Ralph Alpìzar, que dio paso a la inter­ven­ción muy acti­va del públi­co que asis­tió al teatro Cristo Rey de Catia, el que sirvió de exce­len­te esce­nar­io.

Día domin­go 27: El día domin­go 27 fui invi­ta­do a par­tic­i­par en la reunión matuti­na exclu­si­va para la mem­bresía de la ACTB que habi­tan  en Cara­cas, estación de esta  sociedad cuya sede está ubi­cada en el pop­u­lar bar­rio San Agustín y ha sido posi­ble lev­an­tarse gra­ci­as al cojare puesto por su Direc­tor José Cas­tro, quien la dotó de amplios espa­cios para todo tipo de even­tos lec­tivos, como con­fer­en­ci­as, talleres y char­las. Opiné acer­ca de cuál debía ser la prop­ues­ta prin­ci­pal de ACTB Venezue­la al pres­i­den­te del Fes­ti­val Maliki Makon­go y mi inter­ven­ción fue escuchada con mucho interés y respeto por los miem­bros ofi­ciales de la ACTB. Final­mente, en horas de la tarde tuvo lugar un impor­tan­te encuen­tro en el Teatro E. T. Rubén González, con locación en Los Naran­jos,   en la ciu­dad de Guare­nas, en el que volvi­mos a inter­venir en cal­i­dad de ponen­tes.

Lunes día 28, en la cuna del cacao vene­zolano: Otra reunión de inter­cam­bio  exclu­si­va para miem­bros tuvo lugar el día martes 28 en la sede sub­re­gion­al de Barloven­to, sita en San José, en la cual pudi­mos apre­ciar el enorme esfuer­zo desple­gado por el núcleo direc­tivo orig­i­nal de la ACTB por pro­por­cionarle en Venezue­la una sede dig­na, cosa que se logró con tra­ba­jo arte­sanal y corazón allí y en ella puede ser apre­ci­ada una mag­ní­fi­ca insta­lación dotada de salas expos­i­ti­vas, locales de reuniones y aun espa­cios para el sano esparcimien­to de la mente y el inter­cam­bio humano.

Martes 29, La Guaira, encuen­tro con el tam­bor y la guaru­ra. El día  martes 29 a las seis de la tarde en el teatro Pedro Elías Gutiér­rez se dieron cita gen­te intere­sada de toda la geografía var­guense y de  La Guaira, don­de este mag­ní­fi­co esce­nar­io públi­co está enclavado, sino que des­de pun­tos dis­tan­tes de la ciu­dad caraque­ña con­cur­rieron a pres­en­ciar el espec­tácu­lo, siem­pre in cre­cen­te, del con­go Masen­go Ma Mbon­golo, quien deleitó al públi­co con el bril­lo de ese estilo escéni­co en que suele desple­gar en cada uno de sus “dis­cur­sos” per­fo­mances, al modo en que lo hacen los gri­ots de su África natal y lo hacen tam­bién muchos de sus descen­di­en­tes en el Caribe. Debido al exce­sivo de tiem­po con­sum­i­do por la inter­pretación simultánea de la lengua france­sa empleada por el dis­er­tan­te, la esce­na se la robaron los tam­bores de la mano de una exce­len­te com­pañía que sabe com­bi­nar los recur­sos apor­ta­dos por los pueblos negros africanos y com­bi­na­rlos con ele­men­tos tan car­ac­terís­ti­cos de los pueblos orig­i­nar­ios de Améri­ca, como son las guaruras o cara­co­las soñado­ras de bravuras y trascen­den­ci­as lib­er­tari­as.

Como resul­ta­dos tan­gi­bles de nues­tra par­tic­i­pación en este encuen­tro, puedo señalar el reconocimien­to públi­co hecho a INCUDEF por el tra­ba­jo que ven­i­mos real­izan­do des­de la esfera cien­tí­fi­co-inves­tiga­ti­va y las posi­bil­i­dades de con­tin­uar el inter­cam­bio con los miem­bros direc­tivos de la ACTB, que mostró su dis­posi­ción de apo­yar des­de el pun­to de vis­ta de los recur­sos financieros a algún proyec­to que se le pre­sen­te enfo­cado al estu­dio y a la difusión de la heren­cia ban­tú; conc­re­ta­mos que los artícu­los y estu­dios deriva­dos de nues­tra inves­ti­gación y estu­dio acer­ca de la pres­en­cia loan­ga en el Esta­do Fal­cón serían pub­li­ca­dos por la ACTB, cuyo pres­i­den­te, Ralph Alpízar, man­i­festó su interés por abrir en nue­stro Esta­do lo que ellos lla­man una estación de su aso­ciación, meta que me pare­ce plau­si­ble y que redun­daría en ben­efi­cio del recon­comien­do a esta heren­cia africana de evi­den­te peso en la his­to­ria y las tradi­ciones cul­tur­ales de nues­tra región.

 El lugar y la impor­tan­cia del aporte ban­tú en la cul­tura del Caribe y de Venezue­la los pudi­mos con­fir­mar, feha­cien­te­mente, en las con­ver­sa­ciones sostenidas con el inves­ti­gador Masen­go Ma Mbon­golo, lo cual nos ha per­mi­ti­do hablar con may­or propiedad de todo lo que concierne al aporte étni­co de ori­gen loan­go y que nos per­mi­tirá retomar temas acer­ca de los cuales hemos escrito y retomar­los con la inten­ción de pro­ducir pub­li­ca­ciones que for­marán parte del Atlas Etno­grá­fi­co cul­tur­al del Esta­do Fal­cón, tarea prin­ci­pal del Cen­tro de inves­ti­ga­ciones socio­cul­tur­ales de INCUDEF. A este incans­able luchador social y pro­mo­tor de su cul­tura natal a través de su Fes­ti­val Maliki Ma Kon­go va nue­stro más pro­fun­do agradec­imien­to, a través de este men­saje en que nos con­fir­mamos como lo que fuimos des­de nue­stro primer encuen­tro ocur­ri­do en el 2007: amigos…

Final­mente, en las men­cionadas reuniones en que me fue con­ce­di­do el priv­i­le­gio de par­tic­i­par en las reuniones pro­gra­madas en el mar­co del Encuen­tro e inter­ac­tu­ar con el colec­tivo de los miem­bros de número de la ACTB, real­icé un reconocimien­to a la capaci­dad orga­ni­za­ti­va de su tren direc­tivo, con men­ción espe­cial por supuesto a su pres­i­den­te inter­na­cional, el inves­ti­gador y peri­odis­ta Ralph Alpízar así como al de sus coor­di­nadores de Cara­cas, Barloven­to, Guare­nas y La Guar­ia, entre quienes no puedo dejar men­cionar a Iri­na Alexan­dra Ramírez Rodríguez por el seguimien­to que, des­de mucho tiem­po de antelación, le dio a lo con­cernien­te a mi par­tic­i­pación en cal­i­dad de con­fer­encis­ta facil­i­ta­dor en el Encuen­tro.

En los men­ciona­dos inter­cam­bios que se pro­du­jeron con los miem­bros de ACTB expuse la necesi­dad de acome­ter el tra­ba­jo de rescate de la heren­cia ban­tú con el celo que man­i­fi­es­tan los misioneros, de modo que la may­or fuerza y entereza puestos en ello se revier­tan en resul­ta­dos de may­or trascen­den­cia des­de el pun­to de vis­ta pro­fe­sion­al en la labor de estu­dio y de difusión pat­ri­mo­ni­al que viene hacien­do con grandes resul­ta­dos la ACTB. Aho­ra me per­mi­to hac­er­lo públi­co y exten­der mi agradec­imien­to, en nom­bre del INCUDEF, por el tra­to difer­en­ci­ado de que fui obje­to duran­te el even­to y por haber­me per­mi­ti­do com­par­tir con los miem­bros de esta aso­ciación, cuyos val­ores humanos me col­maron de dicha porque, de otro modo, ¿cómo podrían lle­var a feliz tér­mi­no la vol­un­tad de estu­di­ar, recono­cer y difundir el rico pat­ri­mo­nio cul­tur­al y la firme raíz legada por los pueblos ban­tú a nues­tra his­to­ria y a nues­tra cul­tura?

Acto de instauración de la Sede Nacional de Malaki Ma Kongo en Venezuela y nombramiento del Sr. Waleski Novak Tinoco como su Director y Coordinador General. Conto con la presencia de la Secretaria Ejecutiva de Ediciones Maiombe Irina Alejandra Ramírez Rodríguez, el Coordinador General de la ACTB Venezuela Harberg Milano, el Presidente de la ACTB Barlovento Tomas Bayaka y el Presidente de la ACTB Internacional Ralph Alpizar.

Por José Millet, 

Fun­dador y Jefe del Cen­tro de Inves­ti­ga­ciones Soscio­cul­tur­ales  del Insti­tu­to de Cul­tura del Esta­do Fal­cón (INCUDEF)

Coro, mayo 31,2012.

Partager
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+
This entry was posted in Venezuela news. Bookmark the permalink.